Al nacer la base del cráneo es cartilaginosa y la bóveda membranosa. En el interior la bolsa neuromeníngea está llena de Líquido Cefaloraquídeo. Este líquido expande la caja craneana a la altura de las fontanelas y de las suturas membranosas. Los senos aún no estan formados, y todavía no estan neumatizados. La succión implica fuerzas de aspiración y descompresión que hace que el amamantamiento participe en la neumatización de los senos. En las semanas siguientes al nacimiento el cráneo tendrá que reformarse espontaneamente influido por:

  • Las presiones de líquidos intracraneales.
  • La succión de mamar.

Las deformaciones y asímetrias producidas por el momento del nacimiento deben evolucionar de forma natural en la siguientes semanas. Si persisten en el cráneo los puntos de presión las deformaciones y las tensiones no se corrigen. Podrían ocurrir diferentes disfunciones en los sistemas del bebé. Es entonces cuando los papás deberían llevar al bebé a la Técnica Cráneo-Sacra Pediátrica.

importancia de la succión. La Deglución.

La Succión:

La succión es uno de los reflejos más importantes en el primer año de vida del bebé. Muchas de las tensiones que hay en el cráneo del bebé después de nacer se eliminarán con la succión. Una buena succión se hace mamando. En el caso que se tenga que dar biberón es importante tener en cuenta que la tetina tenga el agujero lo más pequeño posible para que así trabaje bien el reflejo de succión. Otra manera de succionar es el chupete siempre que sea ortodóntico. Esos que tienen la forma del pezón de la madre.

La succión influirá:

  • En el desarrollo y en la neumatización de los senos maxilares, frontales, etmoidales y esfenoidal.
  • En el bombeo de la silla turca, de la hipófisis.
  • En el desarrollo de la cara y el cráneo.
  • En la maduración de las mucosas.
  • El pecho, debido a su sistema de multicanales excretores, opone resistencia e incita al bebé a hacer un esfuerzo constante y prolongado, el cuál servirá para colocar todo en su sitio, y liberar todas las tensiones.

El movimiento de la Articulación Temporo Mandibular (ATM) tiene un efecto de bomba para los líquidos, tanto la sangre (aunque normalmente no necesite particular ayuda para seguir su recorrido ya que el bombeo cardíaco debería ser suficiente) como para la linfa (de movimiento lento, que tiende a estancarse más fácilmente). También parece muy importante en el mecanismo de reabsorción del Líquido Cefaloraquídeo y para la regulación de las presiones intracraneales en general.

El amamantamiento es un placer y un refugio (sensación de bienestar y seguridad) para el niño.

Cualquier frustración psíquica afectiva provoca una «succión de refugio» (la frustración es compensada por un placer) que al ser repetida se transforma en una «succión atípica» (movimiento incorrecto) que puede deformar los huesos craneales a través de las tensiones musculares.

La succión del pulgar puede ser una señal de una disfunción craneal (compensación por activación de las cadenas musculares).

La Deglución:

Los músculos constrictores superiores de la garganta, se insertan en las apófisis pterigoides del esfenoides.

En la deglución, los brazos de palanca formados por esas apófisis ejercen una acción rítmica sobre el cuerpo del esfenoides, sobre los huesos de la línea central, sobre el seno esfenoidal y sobre la silla turca.

Las aponeurosis cervicales y el conjunto de las aponeurosis craneanas vehicularan también las fuerzas de deglución, de succión, y de respiración.

La Técnica Cráneo-Sacra puede ayudar a que el bebé realice correctamente la succión, respiración y deglución, evitando así problemas futuros en los sistemas digestivos, respiratorios, etc.

En el caso que por cualquier razón se decida dar biberón al recién nacido deberemos comprar tetinas ortodónticas con la forma del pezón de la madre y con un agujero lo más pequeño posible, para que así pueda realizar una succión correctamente. Es importante darle el biberón cada toma de un lado diferente, imitando el pecho para que no se produzca ninguna tensión en sus cervicales que podría, alterar su desarrollo motriz.

Compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter